¿Qué nos convoca este #8M2021?

¿Qué nos convoca este #8M2021?

Este #8m2021 es sumamente particular para todas porque, simultáneamente en América Latina, enfrentamos una crisis sanitaria debido a la pandemia por Covid-19, una crisis económica derivada de la anterior y, específicamente en México, también estamos ante una problemática aguda de violencias de género que antecede a las anteriores y que no ha tenido respuesta en varias décadas. Esta “otra pandemia” nos arrebata diariamente la vida de 10 mujeres de manera violenta.

Por muchas razones este #8M2021 estamos convocadas a manifestarnos tanto individual como colectivamente, tanto como mexicanas, latinoamericanas como ciudadanas del mundo porque una vez más queremos que nuestras voces se escuchen en todas partes para decir BASTA a la violencia estructural, a las desigualdades socioeconómicas, a las violencias políticas y de género que enfrentamos diariamente en cualquier latitud solo por el hecho de ser mujeres. Porque cada vez que una niña es violentada, una joven asesinada, una obrera pierde su empleo, una madre no tiende dónde dejar a sus hijxs para ir a trabajar, una adulta mayor no tiene pensión o una estudiante indígena no puede acceder a la universidad nos están vulnerando los derechos a todas y la única manera de enfrentar estos obstáculos es colectivamente.

En este sentido, este #8M2021 nos tocará acompañarlo desde donde estemos, ya sea en nuestro hogar cuidando a nuestros hijxs o haciendo tareas domésticas, tal vez dando clases en la universidad o asistiendo legamente a una sobreviviente de violencias de género. Algunas compañeras han decidido marchar en las calles, mientras que muchas más se sumarán a las “marchas virtuales” y otras tantas seguirán las consignas del movimiento feminista desde sus trabajos, las calles o donde estén porque quizás no podrán movilizarse por diversas cuestiones. No obstante, este año nos interpela la sororidad, ese término acuñado por Marcela Lagarde que es tan sencillo, pero a la vez tan profundo y que nos convoca a sentir la opresión de cada mujer y de todas las mujeres como nuestra opresión y a sumarnos a la solidaridad femenina para gritar, marchar, exigir nuestros derechos y trabajar todas juntas por ellos, porque como gritamos cada #8M en las calles: “si tocan a una, nos tocan a todas” y “si nos falta una, no estamos todas”.

Sarah Cerna Villagra
para Casa Gaviota A.C
Comparte:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Inscríbete!

Libera tu poder
Abrir chat