Las/os niñas/os no se tocan

Las/os niñas/os no se tocan

Por el derecho a una educación sexual integral y la prevención del abuso sexual infantil.

Entre los lemas más fuertes de las últimas movilizaciones del movimiento feminista mexicano se encuentran: #LasNiñasNoSeTocan. Esta frase estremecedora encierra una de las problemáticas más acuciantes de las últimas décadas en México: el abuso sexual infantil y en ocasiones, los feminicidios de niñas tras una serie de abusos previos. En este sentido, la prevención del abuso sexual en niñas y niños en México requiere de sumar esfuerzos entre los sectores públicos, privados y sociales para combatir este flagelo. Entre las principales medidas de prevención señaladas por las instituciones especializadas se encuentran: 1) generar confianza entre madres, padres e hijos e hijas; 2) promover una educación respetuosa en su dignidad física, mental y emocional; 3) conocer el uso que le dan y las relaciones que establecen en plataformas y redes sociales; 4) dotarles de conocimientos empíricos de carácter educativo, científico y afectivo-emocional para conocer aspectos (acordes a su edad) relacionados con la sexualidad y sus implicancias (Fiscalía General del Estado de Jalisco, 2014; UNESCO, Nicaragua, 2017).

Al respecto, una fuente periodística española sostiene que uno de cada dos víctimas de abuso sexual son niños o niñas y solo 15% de ellos o ellas han denunciado el abuso, según un estudio especializado realizado en la Comunidad Autónoma de Catalunya (El Periódico, 2018). Este periódico explica que, entre las razones de la poca cultura de denuncia, se encuentra la falta de educación afectivo-sexual a edades tempranas que otorguen herramientas a la niñez para identificar conductas inadecuadas realizadas hacia ellos o ellas por parte de familiares, personas conocidas y/o desconocidas. Junto con la falta de educación sexo-afectiva temprana, también prevalecen conductas de solapamiento familiar y la presencia de tabúes alrededor de este delito en los círculos más cercanos de la niñez. En este sentido, existen estudios especializados sobre el tema realizados en países como Estados Unidos o Canadá que, llevan adelante programas de prevención de los abusos sexuales en la niñez a través de la educación sexual y, entre sus resultados concluyentes encuentran que las probabilidades de sufrir abusos en la niñez se reducen a la mitad entre los y las niñas que han recibido herramientas educativas al respecto (El Periódico, 2018).

Sobre esta relación entre la educación sexual integral en la niñez y la disminución de abusos sexuales infantiles, la especialista en el tema, Vicenta Hernández sostiene que en muchas ocasiones “cuando un menor viene al consultorio por una experiencia de agresión sexual, nos encontramos con que no sabía los límites que debe haber entre un(a) menor y un(a) adulto”. En esta línea, la experta afirma que las personas más cercanas a los y las menores, muchas veces, se constituyen en los principales agresores, entre ellos, los padres biológicos y los tíos alcanzan un 30%, mientras que los abuelos y/o padrastros registran un 13% de incidencia, seguidos de vecinos, maestros e incluso hermanos de las víctimas (Sánchez, 2019).

Por las razones expuestas, es necesario brindar una definición de la educación sexual que permita comprender su importancia y alcance. La UNESCO define la educación sexual integral (EIS) como un “proceso de enseñanza y aprendizaje basado en planes de estudio que versa sobre los aspectos cognitivos, psicológicos, físicos y sociales de la sexualidad”. En este sentido, su objetivo es dotar a la niñez y juventud de “conocimientos basados en datos empíricos, habilidades, actitudes y valores que los empoderarán” en el presente y en el futuro “para disfrutar de salud, bienestar y dignidad” y con ello, también establecer “relaciones sociales y sexuales basadas en el respeto”, así como también “analizar cómo sus relaciones afectan su propios bienestar y el de las otras personas” para finalmente, “comprender cómo proteger sus derechos y velar por ellos” (UNESCO, 2021).

Aunado a lo anterior, es importante mencionar que la educación sexual integral y basada en un enfoque de derechos “contribuye al desarrollo de competencias para ejercer los derechos sexuales y reproductivos y favorece una mejor calidad de vida actual y futura” (UNFPA, 2021). La educación sexual integral en la niñez y adolescencia requiere de una especial atención porque este sector de la población muchas veces enfrenta circunstancias de precariedad socioeconómica y necesidades de cuidados y/o dependencia económica que generan condiciones de vulnerabilidad importantes.

Para finalizar, en un contexto tan complejo como el que enfrentamos actualmente, de crisis económica, sanitaria y de violencia en general y de género en particular, es primordial insistir en la imperiosa necesidad de trabajar en conjunto desde los diversos sectores de la sociedad para prevenir, atender y acceder a la justicia en los casos de violencia sexual cometidos en contra de la niñez y adolescencia. Este flagelo constituye un problema endémico de nuestra sociedad, ya que México se encuentra en el primer lugar en la lista de países de OCDE con mayor prevalencia de abuso sexual infantil con alrededor de 5.4 millones de casos al año (Senado de la República, 2019). Mientras que a nivel mundial, fuentes como la OMS (2020) advierten que “uno de cada cinco menores sufre de abuso sexual antes de cumplir los 17 años”, aunque estas cifras podrían asociarse con las estadísticas de una pandemia si fuera la misma prevalencia del número de personas enfermas con respecto al total de la población, “el abuso sexual no está en la agenda política ni social” lo afirma Vicky Bernardet fundadora de la organización social que lleva su nombre dedicada a la lucha contra este flagelo social (La Vanguardia, 2020).

El combate la violencia sexual en contra de niños, niñas y adolescentes necesita respuesta estatal, privada y social, desde un enfoque de derechos humanos, género e interseccionalidad. Para ello, es importante recibir información adecuada y fomentar la capacitación y formación en derechos humanos de la niñez, de las mujeres y en educación sexual integral en diferentes espacios tanto públicos como privados, sociales como educativos y/o culturales. El bienestar integral de la niñez y las juventudes mexicanas es responsabilidad de todos y todas, ya sea desde nuestros roles como integrantes de organizaciones de la sociedad civil, activistas de los derechos humanos, madres y/o padres de familia, educadores o educadoras, periodistas o simplemente, ciudadanas o ciudadanos. Para que ninguna niña o niño nunca más sea tocado/a, vulnerado/a o abusado/a, debemos trabajar con mucho más ímpetu desde todos los frentes posibles y con todas las herramientas disponibles.

Por Sarah Cerna Villagra
para Casa Gaviota

Fuentes consultadas:

– El Periódico (2018) “La educación afectivo-sexual: esencial para prevenir los abusos”. Disponible en: La educación afectivo-sexual, esencial para prevenir los abusos (elperiodico.com)

– Fiscalía General del Estado del Gobierno de Jalisco (2021) “Medidas preventivas abuso sexual infantil“ Disponible: Medidas preventivas abuso sexual infantil | Sitio Histórico – Fiscalía General del Estado (jalisco.gob.mx)

– La Vanguardia (2020) “Las cifras del abuso sexual, como otra pandemia”. Disponible en: Las cifras de abuso sexual infantil, como otra pandemia (lavanguardia.com)

– Sánchez, Frida (2019) “No tener educación, primer abuso sexual”. En La Razón, Disponible en: “No tener educación, primer abuso sexual”: especialista (razon.com.mx)

– Senado de la República (2019) “México, primer lugar en abuso sexual infantil”. Disponible en: México, primer lugar en abuso sexual infantil (senado.gob.mx)

– UNESCO (2018) “Por qué es importante la educación integral en sexualidad”. Disponible en: Por qué es importante la educación integral en sexualidad (unesco.org)

– United Nations Population Fund (UNFPA) (2021) “Temas: Educación sexual integral”. Disponible en: UNFPA Mexico | Educación sexual integral

Comparte:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Inscríbete!

Libera tu poder
Abrir chat